DIMENSIONES

 

PESIMISMO

 

URIEL ESCOBAR BARRIOS, M.D.

 

 

 

La última encuesta sobre la percepción que los colombianos tienen sobre el estado actual del país, realizada por Gallup y dada a conocer en Marzo del 2017, muestra dentro de los más importantes, los siguientes indicadores: 73% de los encuestados piensan que la nación va por muy mal camino; 71% desaprueba la labor desarrollada por el presidente; 80% cree que la prestación de los servicios de salud es pésima; 30% considera que el mayor problema que afronta el país es el fenómeno de la corrupción. La confianza en las instituciones que representan nuestra democracia, se desmorona a pasos agigantados.

 

 

 

Cuál es el origen de este manto de pesimismo que recorre al país? La respuesta a esta gran inquietud, tiene muchas aristas, porque al igual que todo fenómeno social, son muchos sus determinantes. Quiero centrarme en uno de los aspectos que considero de los más son importantes: La falta de credibilidad.  Se ha ido perdiendo de manera paulatina el poder que tiene la palabra empeñada. Se dice algo, y luego no se cumple. Un ejemplo es la nueva reforma tributaria, sobre la cual el presidente mencionó en campaña -25 de Mayo 2010- que estaría dispuesto a firmar en mármol, lo siguiente: “No se debe aumentar el IVA ni el impuesto a la Renta, las reformas tributarias generan inestabilidad jurídica” .

 

 

 

Estas palabras dichas por quien encarna la suprema autoridad del país, por supuesto que tiene repercusiones en la psicología colectiva de los colombianos. De igual forma proceden la gran mayoría de quienes buscan el favorecimiento de la ciudadanía en las urnas: Prometer lo que no pueden cumplir. Además de perder la confianza de la ciudadanía, se le entrega a ella un mensaje funesto: Si ellos mienten, pues, nosotros también lo podemos hacer. El gran reto que tenemos los colombianos es comprometernos y cumplir, la palabra empeñada.

 

 

 

www.urielescobar.net / Twitter: @urielbarrios16

 

Escribir comentario

Comentarios: 0