CONVERSATORIO 23 ENERO 2017

PSICO SALUD Y TRANSFORMACIÓN S.A.S.

 

 

URIEL ESCOBAR BARRIOS, M.D.

 

 

 

NO GUARDES RENCORES EN TU CORAZÓN

 

 

 

POR SU FALSEDAD SIENTO HACIA ÉL MUCHO ODIO. Cuando Norma llegó por primera vez a la consulta, se sentía según su expresión, “terriblemente mal”. Hace 2 meses cuando su pareja le dijo que ya no iba más con la relación afectiva, lo que experimentó, es como si el mundo se le fuera a acabar. Desde ese momento comenzó a presentar los síntomas siguientes: Ansiedad permanente, no es capaz de concentrarse en ninguna de las actividades, insomnio, inapetencia, llanto frecuente, deseos de permanecer aislada y pensamientos de rabia e impotencia hacia su ex compañero. Observa que cada día está peor, a pesar de poner en práctica los consejos y recomendaciones de sus amigas, que le dicen, entre otras cosas: “No sea bobita, no se ponga a sufrir por alguien que no la valora. Usted sufriendo y él pasando bueno, reaccione”.

 

 

 

Dice que en el amor, “No me ha ido para nada bien. Esta es la tercera ocasión en la cual las parejas me abandonan. La primera apenas nació mi hijo; la segunda fue hace 10 años y la actual. Aunque en las anteriores también sufrí mucho, esta es la que más duro me ha dado”. Tiene 50 años y vive con el hijo de 21. Realizó estudios en computación y trabaja con una empresa de familia en esa área. Se describe como una persona muy dedicada al trabajo, organizada, le gusta que todas las cosas le salgan bien, quienes la conocen le dicen que es muy perfeccionista. En las relaciones afectivas se considera muy fiel, detallista, está pendiente de su pareja  y siempre quiere permanecer con ella. Su ex pareja le comentaba que era muy “intensa y que a veces lo ahogaba con tantas atenciones”.

 

 

 

Uno de las aspectos más relevantes de los síntomas es lo que piensa respecto de quien fue su pareja hasta hace 1 mes. Interrogada sobre el hecho dice lo siguiente: “Nosotros teníamos una relación muy bonita desde hacía 5 años, se llevaba bien con mi hijo, con el resto de familia y con mis pocas amistades, sin embargo, de 6 meses para acá me decía no sentirse a gusto, que se había vuelto muy rutinaria la relación, que siempre me la pasaba haciéndole reclamos y esa era la principal razón por la cual la daba por terminada”. El terapeuta le insiste en que hable sobre pensamientos y sentimientos y dice: “Hacía él siento mucho odio. No es posible que sea una persona tan falsa, diciendo cuanto me amaba y miren con lo que me salió al final. Me pregunto con frecuencia y no logro explicarme como hace alguien para mentir de esa manera. Ojalá la vida le cobre todo el daño que me está haciendo. Si Dios es justo eso será lo que le pasará tarde o temprano”.

 

 

 

REFLEXIÓN

 

 

 

v  Usted considera que la ex pareja de Norma es alguien muy falso?. Explique.

 

v  Qué piensa sobre los sentimientos que ella alberga?.

 

 

 

DESARROLLO

 

 

 

“No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores”. Mahatma Gandhi

 

“El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió”. Madre Teresa de Calcuta

 

 

 

En los últimos años ha tomado mucho auge la Psiconeuroendocrinoinmunologia (PNEI), esta es un área de las ciencias humanas que estudia la relación estrecha que existe entre: Los pensamientos, los neurotransmisores; las hormonas y el sistema de defensa natural del organismo. En síntesis la PNEI reconoce que la mente o la actividad del cerebro es la primera línea que tiene el cuerpo para defenderse contra la enfermedad, el envejecimiento y la muerte. Cuando la mente está ocupada con pensamientos de rabia, odio o rencor, esta situación de manera inevitable repercute sobre el funcionamiento endocrino e inmunológico y si esto se da durante mucho tiempo, por supuesto, las repercusiones en todo el funcionamiento del ser se manifiesta en la disfunción y la enfermedad. Lo contrario también es cierto: cuando anidan pensamientos de perdón y aceptación, se da la tendencia a restaurar el equilibrio, con lo cual se alcanza la salud y el bienestar humanos.

 

 

 

Mahatma Gandhi llegó a esa misma conclusión, no a través de elaborados estudios científicos sobre el funcionamiento del ser humano, sino, por medio de la profunda comprensión que él tuvo de nuestra naturaleza, valiéndose para ello del más poderoso instrumento que todos tenemos y es la auto observación, la meditación y la oración. Por esa razón nos recomienda que antes de ponerse el sol, se deben haber matado todo tipo de rencores en nuestro interior. Esta es la verdadera y auténtica sanación. Y es hacia donde Norma debe dirigir todo el foco de su atención: Recordar los momentos de disfrute que tuvo con su ex pareja y los momentos difíciles como los que está viviendo, debe dejarlos partir, porque ellos indefectiblemente pasarán si tomamos esa actitud, pero, si los recuerdos están llenos de rabia y odio, estos no se irán, sino, se apegarán más y esto trae más sufrimiento como el efecto que produce la bola de nieve, que en su rodar, arrastra más y más nieve, provocando grandes daños a su paso.

 

 

 

Es innegable que una persona sometida a una situación de abandono por el ser querido, experimente dolor y desazón. Es lo normal y además necesario para poder realizar una buena elaboración de la pérdida, sin embargo, la manera como se afronta esta situación, es lo que marca la diferencia fundamental. Odiando habrá mayor dolor. Perdonando y siendo compasivos con quien nos ofendió, ganaremos la tranquilidad, la paz y el bienestar en nuestro interior. Ese es el mayor logro al cual un ser humano puede aspirar: Reconocerse como alguien vulnerable, que sin embargo, tiene una poderosa fuerza en su interior, que lo hace levantarse con mayor energía ante las adversidades de la vida cotidiana.

 

    

 

Escribir comentario

Comentarios: 0