CONVERSATORIO 15 NOVIEMBRE 2016

PSICO SALUD Y TRANSFORMACIÓN S.A.S.

URIEL ESCOBAR BARRIOS, M.D.

RECONOCE TU VALÍA PERSONAL

 

SIENTO QUE YA NO TENGO NADA QUE HACER EN ESTE PLANO. Ismael consultó al servicio de psiquiatría por presión de su pareja, según él nadie podía ayudarle y escuchar por parte del especialista las mismas cosas que le decían sus familiares, no creía que cambiaría de manera significativa la situación en su vida. Es ingeniero con especialización en elaboración de proyectos, a sus 32 años, es padre de 2 hijos pequeños, separado de la madre de ellos y desde hace 6 meses con una nueva relación, con la cual convive. Apenas hace 20 días está trabajando, luego de una para laboral de casi 1 año. Los síntomas los viene presentando desde hace 4 meses y se han intensificado de tal manera que en los últimos días ha intentado en 2 oportunidades quitarse la vida, arrojándose desde una altura, lo cual ha sido impedido por su pareja y familiares, quienes lo han tenido bajo estricta vigilancia.

 

Le comenta al terapeuta sentirse muy triste, con desánimo, no le encuentra ningún sentido a las actividades que realiza. Esto afecta el sueño (duerme muy pocas horas, despierta de 1 a 2 de la madrugada y no es capaz de volver a conciliar el sueño). No le apetece la alimentación, lo cual se nota en pérdida progresiva de peso. Sus dos niños (5 y 1 año), que han sido los seres que más ama, ya no los quiere ir a visitar y cuando está con ellos, le fastidia todo lo que hacen y “rápidamente me voy y esto me hace sentir con mucha culpa, porque uno como padre debe entender y tolerar a sus hijos”. Como antecedentes importantes, se describe ser una persona con pocos amigos, desconfiado, se considera poco competente para las interacciones sociales, razón por la que en grupos no habla por temor a “meter la pata”. Respecto al trabajo, piensa que no es un buen profesional y presentar su hoja de vida y que lo llamen a entrevista, se convierte en una verdadera tortura.

 

El terapeuta le indaga sobre los pensamientos que dice experimentar con tanta frecuencia y opina sobre ello. “Yo no me siento bien con las cosas que estoy haciendo. Cuando hago una retrospectiva de lo que ha sido mi vida, llego a la conclusión que no he hecho nada y ha sido una muy pobre manera de existir. Las ideas de muerte que he tenido en los últimos días, son precisamente porque llego a la conclusión de haber perdido todos mis años. Es más pienso que no debería vivir en este plano, es como si fuera una equivocación de la naturaleza o del creador de todo esto. Le confieso Dr. Que he perdido la esperanza, es cada vez más difícil encontrarle un sentido a las cosas que hago y por esta razón son varias veces al día en que me encuentro maquinando la manera de acabar de esta farsa de estar vivo”.

 

REFLEXIÓN

 

v  Ismael piensa que es una persona poco competente para desarrollar las actividades. Qué piensa de ello?.

v  Qué debería hacer él para encontrarle un sentido a su vida?

 

DESARROLLO

 

v  Solo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero. - Jorge Bucay

v  Lo que un hombre piensa de sí mismo, es lo que determina su destino.  Henry D. Thoreau

 

Hace 2.000 años en el centro y sur de México vivían hombres y mujeres que se dedicaban al estudio de la espiritualidad. Los Toltecas dejaron una serie de normas o reglas para que al ser puestas en práctica, los seres humanos pudieran alcanzar la felicidad y el bienestar para su vida y de la comunidad en general. En el libro los cuatro acuerdos, el médico Miguel Ruíz, uno de sus descendientes nos comparte estos principios esenciales. El primero de los acuerdos es se impecable con tus palabras. Quiere decir en términos muy sencillos que las palabras tienen un infinito poder para crear, transformar o destruir, dependiendo del uso que les demos. Por eso una norma esencial es que jamás debemos hablar mal de otro ser humano y por supuesto mucho menos de nosotros mismos. En el discurso de Ismael salta a la vista este hecho cuando le comenta al terapeuta que se considera alguien poco competente cuando se compara con los demás.

 

Hay un elemento clave que trabajo con los grupos y es el siguiente: La manera como pienso, es la manera como me relaciono con los demás. Lo que Yo tengo es lo que puedo dar, si no lo tengo, es imposible darlo. Cómo puedo pretender amar a una persona, si no me amo a mi mismo?. Esta norma de vida que es un pilar fundamental en el cual se asienta una buena y sana autoestima, fue enunciada aproximadamente en el año 120 de nuestra era, por el filósofo griego Epicteto y retomada por el psicólogo norteamericano Albert Ellis en los años 1970, en la cual se basa la terapia racional emotiva conductual, una de las tendencias de mayor aceptación en la actualidad. La PNL o programación neurolingüística, creada por Richard Bandler y John Grinder, también dentro de sus fundamentos exploran la importancia que tienen los mapas o modelos mentales para cambiar nuestras vidas.

 

 

Es posible que los seres humanos logren el cambio que se proponen en sus vidas, el primer paso para ello es un rediseño de la manera cómo perciben el mundo, porque como bien lo expresa Jorge Bucay, sólo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme. No puede haber una alternativa diferente a este camino de la auto aceptación, el cual puede ser muy complejo mientras se comienza a transitar, pero, luego con la práctica o el andar constante en la misma vía, se convierte en un maravilloso regalo. No puede haber nada más gratificante para una persona que descubrir en sí misma una serie de potencialidades que se mantenían ocultas por todos los imperativos que la cultura nos ha impuesto y que nosotros de manera inconsciente repetimos. Decir no más!. Es la mejor manera de reconocernos y amarnos en la grandeza de nuestra condición humana.

Escribir comentario

Comentarios: 0