CONVERSATORIO MARTES 8 NOVIEMBRE 2016

PSICO SALUD Y TRANSFORMACIÓN S.A.S.

URIEL ESCOBAR BARRIOS, M.D.

 

AL ACEPTARTE LO HACES TAMBIÉN CON TU SEMEJANTE

 

A TODO LE TENGO PEREZA. Desde hace 3 meses la vida de Sonia se le ha puesto “de a cuadritos” como se dice de manera coloquial, para hacer referencia a dificultades cada vez mayores que ha enfrentado en su vida cotidiana. Es una mujer de 25 años, bachiller, trabaja en call center, soltera, vive con la madre y un hermano mayor. Cuál es el motivo de consulta al servicio de psiquiatría?. Ella lo expresa de la siguiente manera: “Estoy desesperada, no me tolero ni a mí misma. Experimento una pereza casi permanente, cuando no tengo que trabajar me quedo en casa encerrada y comiendo, he aumentado en este tiempo 14 kilos de peso. La angustia es permanente, me fastidia la gente y esto repercute en mi trabajo, porque atender personas es la esencia del trabajo. Hace  poco tuve que vender la motocicleta para evitarme más problemas, porque cuando iba manejando si alguien me pitaba, de manera inmediata me bajaba y sin importar quien fuera lo agarraba a insultos”.

 

El terapeuta desea saber sobre cómo está la relación con la familia y dice al respecto: “Terrible, con ninguno de los dos me hablo, hace 1 semana sentía que estaban los dos amangualados en contra mía y agarré a golpes a mi propia madre y cuando mi hermano entró a defenderla, también le di. Es algo que no puedo controlar, porque en definitiva es una sensación de frustración y desapego por la vida”. Cómo está en sus relaciones afectivas?. Es la siguiente pregunta que se formula. “Dr. No me duran nada, los novios que he tenido se han ido y lo que me dicen es que el genio que Yo cargo no lo tolera cualquier persona. Esta situación me hace sentir cada vez más sola y reafirma lo que he pensado sobre mí: Que nadie me quiere y no encuentro amaño en ninguna parte. Con el resto de la gente me pasa igual, cuando salgo a la calle y veo a dos personas riendo, pienso que lo están haciendo a expensas de mi cuerpo y eso me produce una rabia que me gustaría ir donde ellos están y decirles unas cuantas cosas”.

 

Como antecedente importante relata que desde que tiene uso de razón ha sido alguien de mal genio, solitaria, de pocos amigos, no cree en la sinceridad de nadie y por esta razón prefiere estar sola a “mal acompañada”. Sobre el propósito de su vida manifiesta: “No me veo en el futuro, dentro de 5, 10 o 15 años, porque no le veo sentido a esto. Para qué tanta lucha y esfuerzo si nada de lo que hago siento que me sale bien?. No me veo compartiendo con un hombre que me esté molestando a cada momento porque sí y porque no también, todos ellos son iguales. Sobre tener hijos que horror con lo cansones que son los muchachos y Yo con esta poca tolerancia, no sería capaz de criarlos. Realmente no sé qué va a pasar conmigo y además tampoco le gasto mente a pensar sobre ello, aunque no he pensado en matarme, siempre considero que estar muerta, es lo mejor que le puede suceder a personas como en el caso mío”.

 

REFLEXIÓN

 

v  Sonia es enfática en afirmar que toda la gente la rechaza. De su opinión al respecto.

v  Qué se le ocurre debería hacer ella para tener una vida con menos conflictos?.

 

DESARROLLO

 

Una persona que está en conflicto consigo misma, nunca puede ser creativa. Es destructiva, se está destruyendo, y a través suyo también destruirá a otros. Todas sus relaciones serán envenenadas. Osho

Las personas que piensan que no son capaces de hacer algo, no lo harán nunca, aunque tengan las aptitudes. Indira Gandhi

 

La historia de hoy, aunque muy dolorosa por el gran monto de sufrimiento que conlleva, es desafortunadamente muy frecuente y tengo la oportunidad de escuchar relatos similares de consultantes que tienen en común un rasgo fundamental: Creerse el centro del universo. A partir de este supuesto se deriva la tendencia a pretender que todas las personas y las situaciones deben adaptarse a ellas, para hacerlas felices. Y si no actúan de esa forma, reaccionan con reclamos, ira y el considerar a los demás como responsables de sus propias dificultades. El filósofo griego Epicteto  que murió en el año 135 de nuestra era, decía lo siguiente a este respecto: “Distingue entre lo que puedes controlar y lo que no puedes controlar”. Con esto hacía referencia a un principio esencial: Hay situaciones que no dependen del control personal, como el clima, los sismos, el día, la noche, el comportamiento de los demás. En cambio hay otros que dependen del resorte personal, como la manera de pensar y actuar, ser compasivo con los demás y entenderlos en su libertad.

 

En el primer caso, si no acepto lo que no puedo cambiar. Vendrá el conflicto, la desazón, la amargura y la infelicidad. La sana lógica nos dice que lo que sucede externo a nosotros y no está al alcance de nuestra capacidad para cambiarlo, debemos aceptarlo. Mientras no hagamos esto, no podremos disfrutar de una existencia plena y tranquila. Esta distorsión se ve reflejada, sólo para colocar un ejemplo, en las relaciones afectivas. Uno de los integrantes de la pareja, pretende que el otro viva para complacerla (actúe de acuerdo a sus expectativas y toda su vida gire alrededor de su bienestar). Si alguien vive sólo para complacer al otro, pues, no podrá vivir su propia existencia. Y puede haber mayor fuente de infelicidad que esta?.  En este aspecto radica la mayor fuente de insatisfacción de Sonia, cuando pretende que los demás complazcan sus expectativas y eso no será posible.

 

 

Ella debe como lo plantea Epicteto en el segundo caso, cambiar sus esquemas cognitivos y ajustarlos a una realidad: las demás personas son libres y  su comportamiento por supuesto está acorde a su forma de ver la vida. Esto es aceptación del otro, jamás se puede forzar a una persona para realizar lo que esperamos de ella, déjela perseguir sus propios sueños y usted haga lo mismo.

Escribir comentario

Comentarios: 0