CONVERSATORIO DEL DR URIEL ESCOBAR

 

 

PSICO SALUD Y TRANSFORMACIÓN S.A.S.

CONVERSATORIO 29 AGOSTO 2016

URIEL ESCOBAR BARRIOS, M.D.

 

SE COMPASIVO CONTIGO MISMO

 

ODIO A CASI TODO EL MUNDO. Andrea fue remitida a consulta de salud mental porque ha realizado varios intentos suicidas. Al terapeuta le confiesa sentirse desesperada, sin encontrar un norte para la vida o tener alguna motivación para continuar existiendo. Es una mujer de 26 años, terminó los estudios de bachillerato, ha realizado cursos en ventas y actualmente se desempeña como impulsadora en una cadena de hiper almacenes. Vive en unión libre con Francisco (de 46 años) y Stiven que es su hijastro. Hacia ellos siente mucho odio y de manera muy frecuente le pasan por la cabeza la idea de asesinarlos o que desaparezcan de su vida. Los síntomas predominantes en su cuadro clínico son: Sensación de desasosiego, inquietud, intolerante con las demás personas, dificultades para conciliar el sueño, peleas con sus compañeros de trabajo. Lo único que la calma de todo esto, es cuando está bajo los efectos del licor y es un estado en el que le gustaría estar siempre.

 

Tuvo una niñez y adolescencia que cataloga como “infernal”. Dice: “Mi madre nunca me aceptó, decía que lo peor que a ella le había pasado en la vida era haberme concebido. Los maltratos psicológicos, los insultos, los castigos físicos eran tan frecuentes que desde que tengo uso de razón me preguntaba porque no estaba muerta para descansar de este martirio que vivía. Esta fue la razón por la cual, antes de cumplir la mayoría de edad me volé con la pareja actual, con la ilusión de tener una vida mejor, de más respeto y consideración hacia mí. Pero, la situación con él no es que haya variado mucho, es una persona agresiva, irresponsable a quien le da lo mismo trabajar o no hacerlo, eso sí siempre está pendiente de lo que me gano, para echarle mano al sueldo. Con el hijo de él no me la llevo porque es una “verdadera caspa”, no respeta a nadie y no puedo reprenderlo porque inmediatamente el papá dice que con él no tengo porque meterme”.

 

Una situación que reconoce ha empeorado sus sentimientos de culpa, es el haberse practicado un aborto hace 3 años. Lo hizo por la presión de su pareja quien prácticamente la obligó porque: “No voy a permitir que venga alguien a quitarle el trono a mi hijo”. En este punto de la entrevista Andrea le confiesa al terapeuta: “Cómo cree usted Dr. Que Yo puedo querer a una persona que me hizo eso?. El niño era para mí la posibilidad de encontrarle un sentido a la vida, una motivación y ni siquiera eso se me ha concedido. Ya no espero nada y por esa razón tengo tanto odio y preferiría estar muerta que viviendo con personas tan malas a mí alrededor”.

 

 

REFLEXIÓN

 

v  De su opinión sobre la situación de vida de Andrea.

v  Cree que la vida d ella tiene alguna solución?. Exprese sus conceptos.

 

DESARROLLO

 

“la autocompasión es un poderoso modo de alcanzar el bienestar emocional y satisfacción en nuestras vidas, ayudándonos a evitar patrones destructivos de miedo, negatividad y aislamiento. Kristin Neff

 

Buda (el iluminado), vivió 500 años antes de Cristo, uno de los pilares básicos de su doctrina, es la compasión. En palabras del Dalai Lama, “es tener sensibilidad ante el sufrimiento de uno mismo y los demás con un compromiso profundo de querer aliviarlo”. Sin embargo, este concepto se está utilizando hace relativamente poco tiempo en psicología y en las disciplinas que tienen que ver con ayudar a las personas con algún grado de perturbación psicológica y emocional. La frase que encabeza esta reflexión, es desarrollada por la psicóloga de la Universidad de Texas, Kristin Neef, en su obra Se amable contigo mismo. Son cada vez más los investigadores del comportamiento humano que retoman las verdades expresadas desde hace muchos años por doctrinas, maestros o pensadores que han hecho del estudio y la comprensión del ser humano su razón de ser. La autoestima, tal como la concebimos en la actualidad, es una de las derivaciones de estas concepciones.

 

La vida de Andrea desde muy pequeña ha estado signada por el sufrimiento. Pero, en su caso, en lugar de ayudarle para entenderse en su dimensión humana, ha tomado la decisión, como lo hacen la mayoría de las personas, de endurecerse, llenarse de odio y rencor y esperar vengarse de quienes, supuestamente le han provocado tanto daño a sus vidas. En definitiva, esa no es la decisión correcta, antes por el contrario, llenará a las personas de más odio y rencor contra los demás y de manera muy importante contra sí mismo. Y un principio fundamental de la sanación y el crecimiento del individuo, es no culparnos por los actos que hemos realizado nosotros o los derivados de comportamientos de otras personas. Siempre les recuerdo a los pacientes que se encuentran en situaciones similares, que la culpa no es sanadora, por el contrario, es una de las fuentes más importantes del sufrimiento y de la perpetuación de éste en el tiempo.

 

La tarea entonces de la consultante, es perdonarse a sí misma. El primer paso es desarrollar una mirada compasiva hacia su propio sufrimiento y vivirlo y experimentar el dolor, en caso de ser necesario, pero, de allí se debe derivar un proceso de reflexión, que terminará en ser consciente de las fallas y dificultades que arrastramos todos los seres humanos, en esta condición de estar vivos. Porque nadie puede sustraerse a los problemas y dificultades cotidianos. La mejor y única forma de superarlos, es aceptándolos con amorosa sensibilidad y trabajar en ellos, para que se conviertan en verdaderos maestros de nuestro existir, porque todo lo que nos sucede, bueno o malo, son lecciones que el destino (como algunos lo llaman), pone en nuestro camino, para que aprendamos. Pregúntate y respóndete a ti mismo. Qué debo aprender de las cosas que pasan o han pasado en mi vida?.  

Escribir comentario

Comentarios: 0