CONVERSATORIO DEL DR URIEL ESCOBAR

 

 

PSICO SALUD Y TRANSFORMACIÓN S.A.S.

CONVERSATORIO 12 SEPTIEMBRE 2016

URIEL ESCOBAR BARRIOS, M.D.

 

CONSTRUYE TU VIDA

 

SABER QUE NO PUEDO SER EL DE ANTES ME DA MUCHA TRISTEZA. Hace 6 años la vida de Néstor era completamente normal. Trabajaba en una empresa de confecciones, jugaba fútbol con los amigos, compartía con la esposa y sus 2 hijos. Luego de un grave accidente que tuvo en la moto que conducía, su cotidianidad tuvo un giro de 180 grados. Lo primero fueron las cirugías y las 180 sesiones de terapia física para rehabilitarlo. No pudo reintegrarse a las actividades laborales, razón por la cual está pensionado. Uno de los mayores cambios se produjeron en la parte emocional y conductual. Se volvió inseguro, de mal genio, no toleraba que le dijeran nada, no volvió a compartir con los amigos y se sentía muy mal que lo vieran caminando con muletas, además de tener que soportar los “apodos que me colocan los supuestos amigos con los cuales compartía y esa es una situación intolerable y más de un problema me he ganado por esa situación”.

 

Hace 3 años su esposa lo abandonó y se llevó con ella a sus 2 pequeños hijos, que según cuenta, “eran mi adoración. No he sido capaz de superar la separación y me siento culpable. Ella se fue porque se consiguió a otra persona con la cual está viviendo, sin embargo, siempre me reprocha y me dice que por mi actitud, mal genio y desentenderme de ella como mujer, me fue perdiendo el cariño.  Desde entonces vivo con mi mamá y veo a las niñas los fines de semana, lo cual hace que me sienta mucho peor”. Néstor se considera una persona con mucha fe y positivismo y siempre estuvo convencido que él sería capaz de superar la enfermedad y volvería a realizar las actividades normales, como antes del accidente. Sin embargo, hace 5 meses estuvo en control con el ortopedista y la noticia que le dio al final de la atención lo dejó en un estado emocional de profunda tristeza.

 

El especialista le respondió ante la pregunta de su recuperación completa, que no era posible, que los dolores y el tener que caminar con muletas eran secuelas definitivas del accidente y debía acostumbrarse a tomar analgésicos y andar con apoyos externos. Desde entonces los síntomas psicológicos de tristeza, ansiedad, inestabilidad, se han incrementado de tal forma, que ha requerido un aumento de la medicación. En la última sesión con un gran abatimiento le comenta al terapeuta. “Yo nunca había aceptado y aún sigo sin hacerlo, sobre las limitaciones con las cuales tengo que vivir de ahora en adelante. No me imagino seguir así, con todas mis ilusiones y sueños. Qué será de mi de ahora en adelante Dr.?. Estoy desesperado y desilusionado con la vida. No duermo a pesar de la droga, vivo angustiado y en una sin salida. Terrible todo esto”.

 

REFLEXIÓN

 

v  Néstor piensa que su vida se ha terminado por su enfermedad. Opine al respecto.

v  Qué cree usted debería hacer él de ahora en adelante conociendo las secuelas de su enfermedad?.

 

DESARROLLO

 

“Tú eres el arquitecto de tu propio destino. Puedes hacer y deshacer lo que te propongas. Por lo tanto el destino es tu propia creación, puedes cambiarlo si quieres”

“Siembra una acción y cosecharás una tendencia. Siembra una tendencia y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás tu propio destino.” Swami Sivanada.

 

La psiquiatra suizo estadounidense, Elisabeth Kübler-Ross, sentó las bases del proceso psicológico y emocional que atraviesan las personas con enfermedades crónicas o en trance de morir.  En concreto plantea que alguien como en el caso que nos ocupa, cuando recibe la noticia por parte de su médico, que tiene una enfermedad no curable con los instrumentos y tecnologías de la medicina actual, de manera inmediata comienza a experimentar una serie de reacciones clasificadas en 5 etapas o estadios, a través de las cuales la persona finalmente llega a donde debería hacerlo: La aceptación de su trastorno, limitación o secuela. La importancia de su planteamiento radica en que todos los seres realizan ese tránsito y cuando no lo hacen de manera secuenciada, se anclan en una de ellas y finalmente comienzan a presentar síntomas característicos. Las etapas son: Shock y negación; Ira; Negociación; Depresión y Aceptación.

 

Salta a la vista que Néstor no ha aceptado y no acepta, según sus palabras un hecho que ya el especialista le fue muy enfático: No volverá desde el punto de vista físico a ser la misma persona de hace 6 años, antes de su accidente. Significa según la teoría que debemos aceptar de manera resignada nuestras patologías y atribuírselas a un factor del destino?. No!. La idea es reconocer el hecho, tal cual se presenta. Quiere decir que hay una realidad que es incontrovertible y es a partir de este hecho, sobre el cual se deben implementar las acciones para adaptarse a ella. Porque, si no se reconoce algo, cómo lo puedo intentar cambiar o al menos minimizar el impacto que causa sobre mi vida?. Son muchos los retos que debe enfrentar el consultante, sin embargo, hay uno que debe ser el primer paso para afrontar los otros: Aceptar la limitación que en el momento padece y preguntarse seguidamente. Qué puedo hacer a partir de este momento, para vivir y ser feliz aún padeciéndola?.  

 

 

Puede tener Néstor una vida plena con la enfermedad que padece?. Por supuesto que sí. El maestro Swami Sivananda lo expresa de una manera bellísima cuando nos recuerda que cada persona es el arquitecto de su propio destino, es nuestra propia creación y concluye diciendo, lo que somos y seremos, es el resultado de cada una de esas acciones cotidianas, las cuales al sumarse constituyen el hábito, el carácter y finalmente el destino trazado a nuestra vida. El convencimiento de las posibilidades que tenemos los seres humanos para sobrevivir de manera exitosa a las circunstancias, por muy adversas que sean, es el elemento fundamental para desarrollar una existencia plena y llena de significado. 

Escribir comentario

Comentarios: 0